Santiago Ramón y Cajal (1854-1934)

" Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas" Santiago Ramón y Cajal (1854 -1934)

martes, 21 de diciembre de 2010

Rombencéfalo

El rombencéfalo está formado por el metencéfalo y el mielencéfalo. Lo encontramos rodeando el cuarto ventrículo.

Metencéfalo

Está formado por el cereverlo y la protuberancia o puente del encéfalo.

El cerebelo
Presenta dos hemisferios, al igual que el cortex. Contiene un conjunto de núcleos cerebelosos profundos y está recubierto por la conocida coteza cerebelosa. Los núcleos del cerebelo reciben proyecciones desde su corteza y envían hacia otras partes del encéfalo. Las dos zonas de la corteza cerebelosa se encuentran conectados en la superficie de la protuberancia a través de los pedúnculos cerebelosos mediante haces de axones.

En el caso de que se lesione el cerebelo, se producirían alteraciones en el mantenimiento de la postura erecta, la locomoción o la ejecución de movimientos coordinados. Además, sabemos que el cerebelo recibe información auditiva, visual, vestibular y somatosensorial, por tanto, recibe información de cada uno de los aspectos que produce cualquier movimiento muscular. Así pues, el cerevelo realiza los movimientos musculares y los controla gracias a la integración de toda esta información que recibe.

Protuberancia
La protuberancia, localizada entre el mesencéfalo y el bulbo raquídeo, consiste en un gran abultamiento en el tronco del encéfalo. En su zona central observamos una parte de la formación reticular y núcleos que parecen ser importantes en el control del sueño y del nivel de arousal (activación). Además, contiene el núcleo de relevo de la información que se dirige desde la corteza cerebral hasta el cerebelo.

Mielencéfalo
En éste encontramos el bulbo raquídeo, núcleo de vital importancia. Éste núcleo también es llamado "medula oblonda". El bulbo contiene una parte de la formación reticular, por tanto, controla algunas funciones vitales como la regulaicón del aparato cardiovascular, la respiración y el tono de los músculos esqueléticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada